Historia del Eden Hotel Wolff

Al echar la mirada atrás, el Eden Hotel Wolff puede ver una larga tradición de hospitalidad, y es que ya en 1890 el empresario Carl O. Wolff de Plauen im Vogtland adquirió la propiedad número 4 de Arnulfstraße. Se trataba de una „ruta de la sal“ y por ello de una ruta comercial importante entre Bad Reichenhall y el lago Constanza. Wolff construyó sobre el terreno y abrió el „Hotel Wolff“, según su apellido.

Esto estuvo bien pensado, ya que 11 años atrás, justo en frente del hotel, se comenzó con la construcción de una nueva estación de tren que quería recalcar la importancia de Múnich como ciudad residencial. En 1919, tras la Primera Guerra Mundial, la familia Stengel de Múnich decidió comprar el edificio de estilo Art Nouveau y lo convirtió en los años 20 en un querido punto de encuentro para la elegante sociedad de Múnich.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, el hotel fue gravemente dañado por los bombardeos, pero en 1948 volvió a abrirse el restaurante. A ello siguió la apertura del hotel en 1950. En 1953 la familia Stengel compró el terreno vecino del „Eden-Hotel“ derruido durante la guerra, en el que mientras tanto se encontraba la cafetería Edén. En 1955/56 se llevó a cabo la nueva construcción del representativo Eden Hotel Wolff sobre ambos terrenos.